25.9.10

A mi amiga, que ha aprobado

A una de mis amigas (tengo pocas amigas, y me parece realmente bien).


Por ti.



Mi amiga es una persona especial para mí, y ella lo sabe. Por muchos motivos. Parece que la estoy viendo todavía, aquella tarde de septiembre de 2005, cuando nos conocimos. Todo lo que estaba por llegar... Bueno, desde el comienzo de la andadura de este tenebroso blog ha estado leyéndolo, dándome su sincera opinión ya fuera positiva o negativa. Ella es así. Y que menos que acordarme de ella ahora que ha conseguido aprobar el último fleco que le quedaba para terminar la carrera, y poder comenzar unas oposiciones en Murcia, lo más deseado por ella, desde luego. Principalmente por su pareja, evidentemente. Enhorabuena campeona. Te lo mereces mil veces.


Mi amiga es guapa. Muy guapa. Aunque más aún en su interior. He conocido pocas personas tan sinceras, directas,risueñas, cálidas, agradables y buenas, y con la que merezca tanto la pena hablar y pasarse las horas muertas hablando y/o riendo. Y que te contagien su alegría y su sentido del humor. Y sus ganas de vivir. Muchas gracias por todo.


Mi amiga tiene virtudes, claro. Y cosas inexplicables como que me aguante y me trague, con mis cosas y mis reservas, y me considere su amigo. Y que tenga un hueco para mí, a pesar de otras obligaciones que tiene. No se explica. Tiene virtudes. Aunque también puede ser muy suya conmigo, pero es normal, somos como somos. Y la acepto como es.


Con mi amiga se puede hablar de todo, en casi cualquier situación, y casi siempre con la risa por delante. Tenemos un particular sentido del humor que a veces compartimos. Por eso se pasan los ratos tan rápidamente en ocasiones. Eso no quita cuando se preocupa por mí, o tenemos conversaciones de cariz más serio. De todo hay en una amistad. Y me gusta preocuparme por mi amiga. Y cuidarla. Y defenderle aunque a ella no le guste. Tal vez a veces me pase de protector, pero es lo que siento. Es lo que hay.


Con mi amiga he pasado grandes momentos en estos cinco años. Cinco años muy juntos. Es a todas luces imposible condensarlos en una entrada de blog. Aparte, no es ese mi propósito. Lo de los grandes momentos lo sabemos los dos muy bien así que no hace falta que lo ponga por escrito. Pero desde luego, una vez más , muchas gracias por todo. La verdad es que sobran las palabras. Espero no haberte fallado nunca, o al menos muy poco.


Mi amiga siempre ha estado ahí, cuando la he necesitado, y cuando yo no he dicho nada se ha dado cuenta porque me conoce. Ha estado para decirme cosas buenas y para recriminarme cosas malas, como cuando yo andaba con el cerebro empapado en ron. Ambos sabemos que el año pasado fue nuestra crisis, y que estuvimos a punto de alejarnos para siempre. Pero como casi todo tiene arreglo, este año ha sido el de la recuperación (esto si es una recuperación y no la del Plan E) y pese a que ahora nos distanciemos geográficamente, no hay motivo alguno para la incertidumbre.


Voy a echar mucho de menos a mi amiga.


Lo sabes.

1 comentario:

  1. Como mola tu amiga, no??? :P

    Gracias,es perfecta!!!!

    Gracias

    ResponderEliminar