21.12.15

Una reflexión después de las elecciones

Con estas elecciones navideñas, se ha vuelto a despertar en mí el sentimiento de analista y me pongo, al menos por hoy, y espero que sólo por hoy, el traje de tertuliano. Mis 30 años son bastante incompletos pero suficientes para tener algo de perspectiva y entendimiento (poco, pero algo, creo). Sólo quería dar mi modesta reflexión de "experto" después de las elecciones:

- Desde luego que el PP ha ganado las elecciones, pero ni de lejos puede estar eufórico y cantar victoria, pues ha perdido casi 4 millones de votos y 63 escaños. Una sangría, volviendo a los niveles que tenía en el lejano 1990. No le ha funcionado ni centrarse en su gestión económica ni el echar basura sobre Ciudadanos, el único que de verdad podía ayudarle. Las caras nuevas y "guays" tampoco tienen el empuje que han perdido los veteranos, quienes ya no ilusionan a mucha gente, por más que no todos estén manchados por la corrupción. Con todo, es el que tiene mayor legitimidad para formar gobierno, aunque si Rajoy tuviera honor, dejaba que otro de su partido fuera el candidato. 

- El PSOE pierde casi 1,5 millones de votos y se queda con 20 escaños menos, sacando los peores resultados de su historia. Pedro Sánchez hace bueno a Rubalcaba e incluso a Almunia, pero saca pecho porque el pellizco que le han pegado ha sido menor que al PP. Además del PSOE cabe esperarse que pacten con quien sea para gobernar, son capaces de vender a su madre y ya lo han demostrado otras veces. Debería tener presente que si no fuera por Andalucía, Podemos le hubiera superado; de hecho en Madrid ya son irrelevantes. Tal vez es mucho pedirle al PSOE que tenga la decencia de adoptar, como otras veces, sentido de Estado, pero quién sabe. 

- En Podemos iban tan sobrados últimamente que podría decirse que se esperaba algo más, pero 69 diputados es un resultado espectacular para un partido que hace poco más de un año no era nada, y sus más de 5 millones de votos es algo a tener muy en cuenta. Son los que más pecho pueden sacar. También debe decirse que un 8% de de ese 20,4% que han sacado corresponde a otros partidos con los que Iglesias ha ido en coalición, y no son Podemos, como Compromís en Valencia, las Mareas en Galicia o el de Ada Colau en Cataluña. En puridad, Podemos como tal ha sacado "sólo" 42 diputados. Por otra parte, han triunfado en regiones tradicionalmente separatistas, dato significativo. Aún así, no conviene menospreciar su realidad.

- Ciudadanos también esperaba más, pero por otra parte en los últimos tiempos le habían inflado desmesuradamente las encuestas y le daban una posición demasiado alta. Con todo, es bastante meritorio que un partido que partía de cero y en soledad obtenga de golpe 40 diputados, contando además con una campaña que se les ha hecho larga y donde han pesado tanto algunos errores de Rivera como el acoso de cierta derecha e izquierda mediática; a Ciudadanos se le ha exigido y se le ha mirado el diente más que a ninguno. Con todo, pese a la decepción a medias, es esperanzador que haya aparecido un partido que represente a los centristas desencantados con el PP-PSOE que no renuncian, entre otras cosas, a la unidad de España. 

- Hay otras cuestiones como las tremendas injusticias de la ley electoral, que beneficia a los "dos partidos grandes" y a los independentistas. Permite que un partido como Coalición Canaria, con apenas 80.000 votos, obtenga 1 escaño, o que el PNV, con 300.000, llegue a 6, mientras que Izquierda Unida, con 923.000, se quede en 2 míseros diputados. Triste es también la desaparición de UPyD. 

Así pues, en general algo ha cambiado como se venía palpando en la sociedad desde hace algunos años, si bien no puede decirse que la explosión sea tan rotunda como algunos esperaban. La mayor reflexión y autocrítica debe corresponder al PP y al PSOE; que se dejen ya de mamandurrias, reconozcan por qué siguen perdiendo votos y asuman que no pueden seguir actuando cual caciques, recogiendo prebendas, nombrando jueces y etc. No sé si puede decirse que es tiempo de otro modo de hacer política, entre otras cosas porque el Senado sigue teniendo mayoría del PP, pero parece claro que se va a tener que dialogar más por el bien de nuestro país. 

Aunque lo nuevo haya llegado, lo viejo no termina de irse.

2 comentarios:

  1. A mí las elecciones de este año me han hecho rememorar algunas frases de Juego de Tronos que son más actuales de lo que parece:

    -El pueblo llano, cuando reza, pide lluvia, hijos sanos y un verano que no acabe jamás. No les importa que los grandes señores jueguen a su juego de tronos, mientras a ellos los dejen en paz. Pero nunca los dejan en paz.

    -El poder reside donde los hombres creen que reside. Es un truco, una sombra en la pared, y un hombre aunque sea pequeño puede proyectar una sombra muy larga.

    No sé qué va a pasar ahora en el panorama político. No me importa si los políticos han ganado o han perdido; lo único que me importa es si los españoles hemos ganado o perdido. Sólo el tiempo lo dirá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón del mundo. Gran aportación ;)

      Eliminar